lunes, 8 de noviembre de 2010

Dominguez, Martín




Nutritivo

Mañana decís
Pero no es cierto
No sabemos que es mañana
No sabemos que es amor

Si, una vaga idea, si.
Atisbos.
Pero que ganas de esa experiencia directa
De la que tanto hablan.

Hoy desayuné con Krishnamurti
Saludé al sol y fui a comprar comida para Tao
Dije gracias. Por todo esto.

Por mis piernas, por el aire y por el césped.
Por las paradojas, por la luz.
Por el caos.

Por esos momentos que resignifican algo.

Algo Inexplicable, pero comprensible.
Algo Saludable.

Nutritivo.

Ya es casi mediodía
y la octava maravilla del mundo

Son los fideos con pesto

que vamos a comer.-


Las puertas de la distensión

Suelta

Va aflojando

De a poco

Aparece despacio
pero con seguridad

La magia de la vida

La distensión

La confianza en que

con todos nuestros errores
con todas nuestras miserias

De alguna manera

lo estamos haciendo bien

Al percibir lo completos que nos sentimos
cuando realizamos actividades tan comunes

Como poner la mesa

o abrir la puerta

para ir a jugar




Armada para la Paz

Al final volviste a la punta de tus zapatillas
Otra vez
Dejando atrás el idioma
los chistes, las caricias.

Es duro convencerse que siempre es para mejor.

Encontrarnos primero
Para entregarnos después

Suena fácil
en teoría
En poesía

Suena tan fácil al decirlo así

Los almuerzos, los paseos
y ese fuego

Son recuerdos
que ahora
los dos añoramos

Pienso en tu boca y en tu risa
Que me hacia sentir un héroe
cuando aparecía

Pienso en tu manera de caminar
Antes de acostarte
El aroma de tu pelo recién bañado

Tu forma de acurrucarte en las siestas
Ese paraíso perdido

Pienso en el momento en que todo se derrumbó
Cuando no supimos enfrentar las peleas

Que sabemos
Siempre boicotean

Los malos entendidos
Las pavadas
Que al final terminaron erosionándonos

Erosionando eso tan nuestro

Como el agua
que imperceptible

Va destruyendo las piedras
lentamente.

Y a veces quiero no pensar

En todo lo que nos dimos
En las promesas
En los sueños

Mejor no pensar

En esas tardes eternas
En la sonrisas
O el dolor

Mejor recordarnos así
Con los cantos y los bailes

El vino & karaoke

El idioma
los chistes
las caricias

y ese fuego

Que nos hizo creer

que si se puede.




Sus Piernas

Sus labios seguían besándome
su lengua seguía moviéndose libremente
y mientras yo pensaba que alguna vez seriamos comida para gusanos
Agarré sus piernas y las lleve a mis hombros

deseando no terminar muy rápido.





Fotos, caracoles, porros y poemas

Los regalos que solías dejarme.
en el marco, en la ventana.
Fotos, caracoles, porros y poemas.
La manera en que llenábamos de hormonas tu pequeña habitación.
Tu cabeza algo rapada, siempre loca y superior.

Son la huella.
un pequeño paso, en un vacío corazón.

Terminaste de estudiar y volviste a los glaciares.
Para luego aventurarte a Latinoamérica, de a dos.

Leías a Girondo y arpegiabas la guitarra.
en el marco, en la ventana.
Fotos, caracoles, porros y poemas.
La manera en que viajábamos en tu pequeña habitación.
El romance no nos convirtió en algo superior.

Ya no hay tardes.
las huellas se borran: es una lástima el adiós.

Cruzaste a Perú hace unos días.
Fue algo extraño y peligroso.
Decidiste cuidarte por el embarazo, vendes pulseras, comes arroz

Me escribís cuando te escribo:
Algo siento tu dolor



Nuevas tecnologías

Miré el teléfono.
Había un mensaje de texto que decía.
"A pesar de todo te sigo amando :) Besitos! "

El número era desconocido.
El mensaje

no era para mí.


Rastros de Astros

Conseguí levantarme antes de las dos de la tarde
el aroma dulce de tu perfume impregnaba el lugar.
La noche había dejado sus rastros, y entre ellos
me deslicé hacia el baño.

Fue una buena meada.


¿Salimos?

Mmm no, ¿Para que?
O sí, dale.

Perdamos algunas neuronas, ¿total?
Seamos funcionales.

Pastemos en la barra.

Disfrutemos de esta libertad de plastilina
­­­­­­­­­­­­­­­­­
-- Holaaaa, todo bieeennn?
-- No, la verdad que no
pero en realidad no te interesa
­
Me gustaría poder contestar así alguna vez
Me gustaría bastarme a mi mismo.

Me gustaría ir a una fiesta
Adentro mío.

Dicen que a veces

se pone bueno ese lugar



Coro

Me fui de tu casa
Y por accidente me llevé tu juego de llaves

El que anda bien

Excelente excusa para volver a vernos

Asíque fuimos a la plaza de siempre
y entre Quilmes y el humito
nos dimos algunos besos con curitas

Pidiendo Comprensión
Clemencia.

Un perro negro se acercó
Era el mismo que vimos en nuestras vidas pasadas

Esa vez en el río

Pero volviendo a este plano
Parece que fue una buena decisión

respirar este aire que se las dá de puro

de purificador

escuchar nuestra propia melodía

y ver si después

podemos cantarla a capela.-




Personalidad y el concepto de onda

Tirá tu ropa
Tira tus accesorios

Tirá tu celular
tu tele
tus libros

Tirá tu compu
Tu mp3, 4 o 5
tu play y toda esa mierda

Después tirate vos



Planes en avión

Escuchar un disco de Caetano
mientras comemos ensalada de frutas
en el Triangulo de las Bermudas

Nos enteramos de las leyendas y las fantasías
de los lugareños de Jamaica

que se nos acercan en la arena
y nos sorprenden in fraganti

pensando en las vacaciones

que siempre nos quisimos
tomar.-






Nacido en Resistencia, Chaco pero criado en el ventoso sur neuquino desde los 2 años.

Geminiano y Búfalo de madera en el horóscopo chino, Martín se considera un buscador de la verdad; un meditador.

Sumergido en el terreno de la poesía, la ilustración, la música y el diseño.

Sin mas aspiraciones que disfrutar de los detalles de la vida en el presente,

anhela transmitir un mensaje de empatía, de conciencia y de amigabilidad entre hombres y mujeres.
Lo motivan a escribir cosas como el pasto, la risa, el amor, el viento patagonico, el sol, la lluvia,

la gente en los colectivos, en los bancos, el universo y las hojas.
Es ovolacto-vegetariano, le gustan mucho las plazas, el otoño y escribir sobre el mismo en 3ra persona.

Admira a los poetas patagonicos Tomas Watkins, Hector Kalamicoy y Fernanda Maciorowski.

Dedica su obra a Tao.
su gato.-

PD: pueden pasar a visitarlo en www.mardeilustraciones.com.ar

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tirar la tele, el celu, tirar los libros, las zapatillas sin cordones, tirarnos nosotros... un acto de madurez

Saludos

Gabi P.

martu dijo...

Seguí escribiendo, seguí subiendo tu hermosa literatura pibe!

martu