sábado, 8 de agosto de 2009

Díaz Vivi




TRANSFORMACIÒN

A medida
Que los años pasan
Voy perdiendo
Los grandes detalles:
Barro menos,
Limpio menos,
Creo menos…
Para ocuparme
De los pequeños detalles:
Amo más,
Abrazo más,
Hago más el amor
Río más
….
Será tal vez
Porque lo nimio
Hizo al simio
Lo grande
Al gigante
Dalila se separó
De Sansón


Y Dios
La transformò.


CUANDO UNA MUJER

Cuando una mujer.
….
Cuando una mujer
NO sonríe
Significa que ha bajado
Las persianas de la vida;
Que ha desandado los pasos
Que ha mirado el ascenso y el descenso
Que sintió una vez más frío
Y que nada la asusta.
….
Cuando una mujer
….
Cuando una mujer
Ha callado
Los suspiros han sido raptados
Por su almohada,
Llora en silencio
Ora a solas
Siente sola.
….
Cuando una mujer.
….
Cuando una mujer
Acaricia,
Solo acaricia
Y espera,
Es porque sabe que el dulzor
Del amor
Vence a las bestias,
Como la piedra
Derribó a Goliat.
….
Cuando una mujer.
….
Cuando una mujer
Medita
Es porque el sol,
Ha dejado de ser sol
Pero busca
Su refugio.
….
Cuando una mujer.
….
Cuando una mujer
Busca a Dios
Es porque se ha elevado
Y es parte de su reino.
….
Cuando una mujer.
….
Cuando una mujer
NO sonríe
HA callado,
Acaricia
Y medita
Es porque celestialmente
Ha asido,
Aprehendido
Empuñado
La vara de Moisés,
Esa que Dios
Para que otros crean
Transformó en víbora
Y demostró su poder…
….
(No se lo digas a nadie,
Hoy,
Al igual que en aquel tiempo
Algunos creen,
Otros se ríen,
Otros siguen su camino
Y muchos,
Al igual que yo
Apuestan
A que esa luz
Es la verdad).


COINCIDENCIA

Coinciden tres o cuatro versos
Con la vida
Coinciden tres o cuatro versos
Con tus besos
Coinciden tres o cuatro versos
Con los tropiezos
Coinciden tres o cuatro versos
Con los encuentros.

Entre las floreadas sábanas
Y el cobertor de raso
Todo coincide:
El intento,
El placer,
El amor,
El sueño.

La locura
Se ha apresado
De la luna
Y la pasión
Ahoga
Un frío intenso


YA

Ya a los cuarenta
La razón de vivir
Es trivial
Para dar lugar
A la razón
De sentir
Cual ángulo de cuarenta y cinco grados
En el que giran
Remotamente
El presente y el futuro
Deteniéndose en los
Instantes
Más felices
Rechazando
Lo inútil y banal.

Ya a los cuarenta
Tu filosofía
No es mi filosofía
Tus ojos
No son
Mis ojos
Y soy parte
De este mundo.

Ya a los cuarenta
Mis hijos
Son los hijos
De la vida
Y ejecutan
Su propio safari

Ya a los cuarenta
El oasis del pasado
Es remembranza
El edén del presente
Es sutileza
Y el bosque del futuro
Una gran batalla
Entre el ser,
El querer
El soñar
Y el lograr
De la mano de Dios.

VIVIANA DÌAZ. Naciò en Olivos, Pcia. de Bs As. Reside en Pico Truncado desde 1972.
Comprometida de alma con las letras ha escrito alrededor de 14 libros literarios y de investigaciòn "Apèndices estructuralistas", "lectura y comprensiòn de textos", "Comprensiòn lectora de textos argumentativos", "Indefectiblemente", "Mi vida sin ti" (de pròxima apariciòn) entre otros.
Es Profesora en Letras, ha efectuado especializaciones en Filosofìa del Lenguaje y Literatura infantil.
Actualmente ejerce la docencia, es miemmbro de ADET Asociaciòn de Escritores Truncadenses "Plumas al viento".