lunes, 8 de junio de 2009

Huayquilaf Laureano







trelew






Vueltas muchas tiene



y la piel naranja



trelew mío.



La vertiente del asfalto



tira un lagrimón de codicia



sus brazosenvuelven despacio



todo el frito sabor.



Los pasos de la noche



resisten madrugones



y el todo de tu cuerpo



protesta y encandila.



La vuelta de sus calles



arrastra como vos.



Callecita de mis rezos



tierra en pichana traías.



Aguatero de tus brotes



festichola humedecida.



Ay ciudad te conviertes



cáscara oscura



cabarute.



Rojizos manantiales tengo



cuando tus amarras



suelto.






8



taller de bicicletas



Rueda la rueda rueda



chueca espera y gorda



la espera monedas.



Plato de guisote



acomoda la cadena.



Bolsillos en las manos



torcida corona



una huevada.



Girona rueda rueda



manubrio asiento



guardabarros.



Pernos apretados.



A rodar muchacha



una cartera.



Se despeina



frizona mañana.



Llegan bicicletas llegan.



El hombre cada día



se para en los pedales.



Escucha la campana



ultimo embalaje.






9



morochona



osamenta



La morocha



entonaba sus derrapes



y el corcho de una sidra



pachangueaba.



Un chorro de vino



enloqueció la mira.



Y el miraje de aquellos hombres



fortaleció la osamenta



de cicatriz morochona.



Ella



pecho a pecho



definió a penales



con el trece malandra.



Y en el infortunio



eyaculaban ojazos



curvas



madrugadas.



Y forcejeando



como fuego en el carbónes



tallaste



pulpa y pulpa.






10



ruta oxidada






Parecen puñaladas



abandonados galpones.



Ruta espera



tránsito pesado.



Humos extraños



ropa de grafa



cascote mal tallado



meseta.



Figuraciones nomás.



Por esta parte del cigarro



la cosa es como el tabaco.



Los viejos carteles



indican lo que hicieron.



Ocio austral.




Laureano Huayquilaf nació en Trelew un día. Otro día salió, mochila al hombro a recorrer poéticamente el mundo. Vuelve de vez en vez a Patagonia, se define patagónico antes que argentino y los poemas que están aquí pertenecen a "Ciudad Cigarro", su segundo libro, el primero fue "Pedregullo".

Laureano es un poeta que escribe para ser escuchado, razón por la cual recomendamos sacar el jugo a su ritmo oral, leerlos en voz alta.

En la foto, Laureano (el chino) es el que está en segundo plano, tomando un te (jo jo) el de adelante con boina y vaso de cerveza es el poeta Novelli