jueves, 25 de septiembre de 2008

Leite Julio José



Del inèdito:

AGUARDANDO AGUAREDENTOSO Y BREVE TRATADO SOBRE LA LÁGRIMA



NOCTURNO EBRIO
Regreso a mi casa
y en la esquina de Bilbao y Don Bosco
pongo una flor en mi solapa
de apio magallánico
-calzo el olvido en mi solapa-
He recorrido
todos los bares de mi barrio,
todos
esta noche.
Por ejemplo
a las dos de la mañana
en los “Tres Barrilitos”
me atendió Gabriela,
al yo no tener dinero
ni gracia
ni conversación
ni ganas,
se fue como tantas
guardando sus masajes
y manzanas
para otros parroquianos.
Retornó a lo más profundo
de ese paraíso de humo
meneándose al tonto ritmo
de una cumbia villera.
Hoy,
fuera de mis efluvios alcohólicos
rememoro
con la boca áspera de tu recuerdo
que ella, Gabriela
por lo menos me contó
de su nacencia en Santa Fe
y yo aún no sabía
donde iba a morir
en esa noche
lejos de la patria de tus ojos.
Luego me habló
de Paso de los Libres
y de pieles vendidas
y vergüenzas,
mejillas rojas de distancias
de parientes e hijos
y caricias mentiras.
Corrientes extrañas
-me explicó-
la arrumaron
a la siempre noche
de este pueblo.
Tengo masajes –me dijo-
No tengo plata –respondí-
¿te queda memoria?
-Silencio patagónico-
Mientras ella
me acariciaba la entrepierna
me acordé de mis hijos
y con suavidad de lana
retiré su mano,
pagué la copa que bebía
y me fui…
De regreso a mi casa,
frente al bar de Tebes,
puse una flor
de apio magallánico
en mi solapa,
doblé por Don Bosco
y entre el “Sol de Mayo”
y el “Blanco y Negro”
al fondo,
me acosté sobre el lecho
de tu ausencia.



POEMA AL AMIGO DE REMERA CON PESCADITOS MIENTRAS BEBÍAMOS EN “CAJÓN DE GINEBRA CHICO”
Qué lindos los pescaditos
Cómo flotan
en la enorme pecera de tu vientre.
Qué lindos y qué necios
Porque sí se trasladaran
a tu corazón ebrio
conocerían el océano.


CARTA DE UN AMANTE DESPECHADO Y CON SED

Tomó la pluma como tipo vida y comenzó a garabatear la carta.
Amor (dos puntos) sé que no he sido precisamente una lluviecita de verano, de esas que chirlean el calor y nos dejan frescos y con ganas, más bien fui tormenta ahuyentando tus pasos, anegando tus precarios senderos de ternura, en fin, los niños que no comprendemos este mundo de adultos estamos destinados a cometer estupideces todo el tiempo. Es por eso este berrinche que me supera.
Cómo uno va a prestar su pelota de fútbol, su juego de ingenio, su trineo, su piel, que por tradiciones ancestrales, sacó, mascó hasta no dientes, tratando de dejarla suave para el abrigo de estas tantas noches que nos faltan, conservando por cierto esa pelambre de guanaco libre, de carbón saltando los alambres, de esa caricia sobre la propia intemperie de la piel de tantos otros olvidada, vituperada, masticada siempre por los que nos utilizan (pelitos defendiendo por un pelito nuestro brilloso frío de sangre apelmazada) niños, animales salvajes nosotros los poetas.
Hoy me voy a quedar aquí llorando por dentro el hain interrumpido por tu ausencia amor.
Kloketen, kloketen, repica cada lágrima que me cae sobre las raíces que me faltan.
Y con esto, terminó la carta. La leyó, arrugó el papel, lo tiró y partió a la calle porque se le había terminado la ginebra. Ella – lo presentía – no regresaría jamás.
Otra vez habían vencido los falsos, los mediocres, los…
Esto pensaba, cuando el viento de siempre, lo entró al bar.


Julio Josè Leite (Mochi) nace en Ushuaia, Tierra del Fuego el 1° sept de 1957

Es autor de:
1986: “CRUDA POESÍA FUEGUINA” Edición del autor

1988: “PRIMEROS FUEGOS” Junto al poeta Oscar Barrionuevo. Editado por la Municipalidad de Río Grande (Tierra del Fuego)

1990: “EDAD SOL” Edición del autor.

1994: “BICHITOS DE LUZ” Edición del Autor.

1996: “DE LIMITES Y MILITANCIAS” Editorial Atelí (Punta Arenas – Chile)

1997: “ACEITE HUMANO” Editorial Parque Chas, Colección El Rey tuerto (Bs. As.)

1998: “JULIO Leite POEMAS – TOMO 1” Cassette de audio con una selección de poemas interpretados por el autor.

2003: “PIEDRAPALABRA” Editorial Parque Chas, Colección El Rey tuerto (Bs. As.)




OTRAS PUBLICACIONES


1987: “II ANTOLOGÍA FUEGUINA” Editada por “Gente de Letras”
1998: “LITERATURA FUEGUINA 1975/1995- PANORAMA” Realizado por el Prof. Roberto Santana.
2001: “CANTANDO EN LA CASA DEL VIENTO” Antología Fueguina realizada por Niní Bernardello editada por la Universidad Nacional de La Patagonia Sede Comodoro Rivadavia (Chubut)
2007: “LA RUTA DE LA POESÍA” Libro cerámico, libro objeto instalado a la vera del estrecho de Magallanes en Punta Arenas junto a reconocidos autores latinoamericanos como Ernesto Cardenal, Roque Dalton, Gabriela Mistral, Pavel Oyarzún Juan Gelman, Pablo de Rocka entre otros.

También su poema “CÓMO HACER UN BARCO” integra junto a textos literarios de grandes autores universales el proyecto “LEER POR LEER” editado por el Ministerio de Educación de la Nación.

OBRAS INÉDITAS

“BREVES RELATOS FUEGUINOS PARA SIEMPRE NIÑOS”
“INVOCACIÓN” Poemario.
“POEMAS A LA SOMBRA DE… Y BREVE TRATADO SOBRE LA LÁGRIMA”
Julio Leite nombra a:
Carlos Pèrez
Marìa Josè Rocatto
Maritza Kusanovich
Silvina Ocampo
Ninì Bernardello
Josè Alazard
Anahì Lazzaroni

7 comentarios:

Anónimo dijo...

guauuuu.Què poemas!!! un placer leerlo

La Moro dijo...

Adhiero al comentario anterior. La poesía de Leite es un placer para los sentidos. Lejos de ser complaciente con el "tú", con sus lectores o incluso con él mismo, bordea los límites de la invectiva, la desolación y la amargura, y todo siempre salpicado de un erotismo masculino que no es otra cosa que su percepción acerca del mundo: la tierra, la patagonia, la isla, es una gran mujer que tanto puede darle placer como fagocitarlo con el mayor de los regocijos sádicos. Me encanta la poesía del Mochi, y me encanta el Mochi como personaje y como ser telúrico y profundo. Ojalá visite pronto estas tierras y pueda confesarle que es mi amor platónico de versos y licores.

Viejo Lobo dijo...

Gracias Mochi por tu poesía!!!

Anónimo dijo...

y mochi...aquellos poemas que iban sólo a ser escritos en la pared de un nido que tuviste en punta arenas...aquellos tremendos poemas de amor...Desde rio gallegos, todo el amor para vos...te quiero tantoooo...maritza

Anónimo dijo...

señor mochi, su poesia es la de la gente simple...tan de aca y tan de donde sea uno. santi

Anónimo dijo...

mochi con tu poesía se abre una puerta y la luz permite ver ese hombro para apoyar la cabeza en los días...esos los días de la pena.....gracias amigo

Pato dijo...

Tuve oportunidad de leer Breve tratado sobre la lágrima y realmente no hubo desperdicio.
Es fabuloso ver la concepción del mundo que se puede tener viendo a traves de una copa/botella.
Recuerdo a aquel corcho que desea desde lo mas profundo verte creando, para tu desgracia, una poesia y no una carta.
Y te imagino a vos en la misma postura, deseando/gestando/pariendo una nueva poesia luego de cada sorbo de esa bebida que se vuelve tinta en tus venas.
Saludos y buenas letras!