miércoles, 24 de junio de 2009

Sánchez Silvia






La memoria es una garra
que desarma a los occisos.

Tus pálidos muertos no se mecen
en mis hamacas
ni transitan las calles
de mi pueblo.
Esos circulan en tus límites
vivenciales.
Los míos se resguardan
en tumbas unánimes
donde a coro cantan
sin que puedan encontrarlos.
Los míos
son huesos desvalidos
rompecabezas sin armar
dentro de cajas ocultas
sin niños que los jueguen
ni madres que los junten.
Mis muertos
son osados pájaros derribados
en la plaza de la esquina
son traslucidos
como los tuyos
y deshidratados de sonrisa.
Son sabios,
destilando lo injusto
en el recuerdo de los vivos.
A mis muertos
me los contaron
que eran míos,
yo los tomo por la acritud
de sus destiles
como herencia maldita.
Como los abrigos viejos
que me regalaba mi abuela
(muerta sin desdicha).
Ahora,
resulta que mis muertos
son mas míos
que mis otros muertos
que me velan de noche.
A mis muertos
me los aprendí
escuchando al vecino
y no los encuentro
en ninguna parte.
Son tan fantasmas
que me dan frío
y me tiritan adentro.
Me poseen
capaz me descuartizan.
Me toman la cabeza
y la licúan.

Quiero que mis muertos
y los tuyos
puedan encontrarse
en el fogón de la vivencia
porque son los mismos.

..................

María hundida
en el fuentón jabonoso
(cráter lunar
orificio de cielo
marrón
espuma)
María satélite
danza el domingo
de feria
vende pan
redondo

....................

El tempo de las risas
se apocó con el tránsito pesado
que mata perros en la autopista.
Hemos llorado
a todas las mascotas
descuartizadas.
Hemos sangrado en el duelo funerario del afecto.
Siempre lloramos
por las dolencias y el caucho quemado.
Por el humo oscuro
que mata pájaros.
Por el olvido
y los desgarros.
Tengo una llorona en la familia
que no distingue de escándalos.
Se ha olvidado la risa
y la hamaca
las calles trenzadas
y las rayuelas peligrosas.
Siempre lloramos.
Ahora hemos acribillado al sapo
y extinguiremos al dinosaurio.
Qué poco de risa
en este entierro.
Hay que ser mas optimista.
.............

SILVIA SANCHEZ. Una presentación.

Escribo desde muy pequeña. A los 15 años, a través de un certamen de poesía que organizó el Municipio y en donde obtuve un premio, me contacté con gente que integraba el entonces Centro de Escritores de General Roca. Era un grupo especial; la mayoría estaba en la zona porque había hecho una suerte de exilio interno. Tuve oportunidad de hacer talleres con gente de la región y de Buenos Aires. Por allá por los 18 -20 coordiné ad honorem talleres literarios para adolescentes en las bibliotecas de la ciudad. Fue una etapa exquisitamente productiva; todo el mundo participaba y generaba actividades. Se organizaron muchas bibliotecas barriales, concursos de literatura para niños, y los jóvenes hasta fabricaban libros con las propias historias para que “los lean” en la biblioteca. Publiqué dos libros a través del Fondo Editorial Rionegrino: Molino de tierra, un poemario, y No Se Amos, un pequeño libro con relatos de una narrativa experimental donde la palabra pretendía tener unidad con la ilustración. Mientras tanto estudié Profesorado de Enseñanza Primaria y estuve trabajando activamente en el proyecto de Educación por el Arte que había generado Norman Tornini en la provincia de Río Negro. Participé en el Grupo “Palabras” y al final produjimos videos donde leíamos poesía por televisión, ganamos un Broadcasting. Luego estudié Comunicación Social para terminar licenciándome con una tesis sobre la relación del Poder Judicial con la Prensa. Trabajo en un Juzgado Penal. Nunca deje de escribir; ni cuando criaba a mis hijos, ni cuando descubría que tenía las parejas equivocadas, ni cuando estaba feliz. Sigo escribiendo. Tengo cajas abarrotadas de textos. Hay dos novelas escritas que no saben cómo están de salud. Desde el 2006 participo activamente en el Centro de Escritores de General Roca, donde publicamos la revista Desde el Andén www.desdeelanden08.wordpress.com y fui elegida representante por la zona Alto Valle Este ante el Fondo Editorial Rionegrino, a pesar de que aún no funciona con la participación popular. Para ver textos en retrospectiva en www.sanchez-silvia.blogspot.com


Autores favoritos:
Los locales: Alberto Brandi y Bruno Di Benedetto .
Osvaldo Soriano, Orsam Pamuk, Robert J. Sawyer y Julio Verne!!!!!!



(cráter solar
hueco de calor
horno de barro)
gravedad cero.